Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
14
Sol redondo y colorado,
a veces amarillo,
a veces muy dorado.
Te siento cautivo en mi piel
recorriendo poro a poro
para que así mi desdoro
de tí obtenga el desdén.
Somos buenos amigos
y con tu enorme poder
me das calor y fuerza
que yo necesito tener.
Te veo sonriente despertar,
a veces con triste amanecer,
y ésto me hace comprender
que en tí como en mí,
no en todo hay placer.
AL SOL