Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
17
Yo amo la verdad
porque la verdad me ama a mí,
su presencia me hace libre
y me río de lo por venir.
Mi corazón siempre está firme
gracias a la verdad,
que no teme ni al agua ni al viento;
tampoco a la adversidad.
Ninguna arma poderosa
puede compararse a la verdad,
el valiente siempre la porta,
y lo llena de autoridad.
Sencilla es la verdad
siempre será la misma;
dulce, fiel y callada
nada la hace cambiar.
cuán generosa eres
con los niños de la tierra
para brindarles placeres.
LA VERDAD