Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
21
Canto al canto del viento y de las aves,
a la risa argentina del riachuelo,
a las niveas nubes de mi cielo,
a las azules aguas de los mares.
Canto a la fértil tierra que da el trigo,
al frondoso árbol que da el higo
y a la olorosa flor que da el naranjo.
Canto al divino amor,
porque en él encontré mi inspiración;
canto al dueño de mi pensamiento
causante de esta dulce ilusión;
a la esperanza con la que siento
que natura y amor
son una eterna canción.
CANTO AL AMOR