Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
48
Cabalga la niña amazona
con prestancia de pincesa,
y sus ojos color turquesa
al suelo no quieren ver.
Sabe bien que su caballo
lleva precioso tributo,
y orgulloso la muestra al mundo
cada hora, cada minuto.
La amazona con pletórico candor
llega al fin de su cabalgata,
y cuando ella de pronto baja;
su cuerpo mimado y dulce
lo reverencia su servidor.
NIÑA AMAZONA