Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
57
Precioso ramo de rosas
logro de mi jardín;
blancas, rosas y amarillas,
todas ellas sencillas
en apariencia pueril.
El viento esparce su aroma,
el silencio luce su desnudez,
la soledad guarda el secreto
de su elegante sencillez.
Su vida es efímera y bella
y cual inocente doncella,
se entrega al celo y querella
de todos los que lo ven.
RAMO DE ROSAS