Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
58
Muda respuesta del silencio tengo
cuando pregunta del futuro hago,
sólo certeza de que nada oigo,
y más ya no pregunto, sino callo.
Soberano y señor es el silencio,
su gran trono el reposo y la quietud,
no permite pleito ni queja
porque su imperio sostiene la virtud.
Aún el necio es sabio cuando calla,
y el silencio es su grande fortaleza,
ningún temor ni abatimiento acepta
pues su mutismo muestra su grandeza.
EL SILENCIO UNO