Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
60
La codicia y la avaricia
dos grandes males del hombre,
una sigue a la otra
sin darse cuenta que la derrota
las cubrirá con manto de lumbre.
Fuego las consumirá
porque son fruto amargo,
veneno a los corazones
y de perversión trago largo.
Obscuridad y tinieblas,
están en sus caminos
cual túnel ancho y funesto,
que al caer se convierte en tiesto
el alma del peregrino.
CODICIA Y AVARICIA