Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
66
Los surcos de tu tierra
están en tu rostro y manos,
dando en abundancia frutos
de todos sabores y tamaños;
también de variados colores
desde el oro del trigo
hasta el negro del higo,
borran los sinsabores
como un verdadero amigo.
CAMPESINO