Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
68
Mi niño es como la luz,
la luz del mediodía;
de un día limpio y soleado
con gran paz y con armonía.
Su hermosura ensancha mi alma,
me complace y me gratifica,
y a cada instante me indica
que soy importante para él.
MI NIÑO