Vida Cotidiana
María Antonieta Navarrete
7
Dulce y sabrosa sandía
que refresca en este día
mi ávido paladar.
Sin resistencia se da,
a ésta mi boca ardiente
la pulpa roja que siente
toda mi sed apagar.
Sus negras semillas van
a los surcos sin parar
para poder alegrar
las vidas de los demás.
LA SANDÍA